Preguntas frecuentes

¿Qué es un psicólogo?

El psicólogo es un guía, un apoyo que consensuado con el cliente puede ayudar a modificar las creencias que le hacen daño y no le permiten ser feliz ni realizarse como persona y por consiguiente el no encontrarse a si mismo.
 

¿En qué consiste la psicología?

La psicología es una herramienta que ayuda en este proceso, por ello elegí la corriente cognitivo-conductual porque es una alternativa entre tantas que ha demostrado ser la más eficaz.
 

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

La terapia cognitivo-conductal está centrada en el aprendizaje que tenemos a lo largo de toda nuestra vida, desde niños pasando por la adolescencia y llegando hasta la edad adulta, porque nunca dejamos de aprender. Aprender es algo muy positivo pero en determinadas ocasiones aprendemos ciertas cosas que no nos dejan ser felices ni avanzar, y ahí es cuando aparecen los problemas emocionales. Por lo tanto, el objetivo de esta terapia es desaprender ciertos mecanismos que hemos adquirido casi sin darnos cuenta y aprender otros nuevos que nos permiten estar más enteros ante las situaciones que nos desbordan.

 

¿Cuánto dura el tratamiento?

La duración del tratamiento depende del tipo de problema y de las características personales de la persona. Pero en general la terapia se divide en cuatro fases:

La primera es una fase de evaluación, en esta fase el psicólogo averigua toda la información posible acerca del problema a tratar. Normalmente consta de dos a tres sesiones.

La segunda fase consiste en la explicación del problema en términos psicológicos. Es la denominada explicación de hipótesis, aquí se le explica a la persona cómo se ha originado su problema y por qué se mantiene en la actualidad. La duración es de una sesión.

En la tercera fase es donde desaprendemos y volvemos a aprender, es decir, desechamos el problema aprendiendo estrategias saludables para el enfrentamiento del mismo. Tiene alrededor de unas 15 sesiones, pero también depende de la rapidez de cada uno.

La cuarta fase consiste en un seguimiento del cliente una vez ya ha solucionado su problema, tiene una duración de alrededor unas 4 sesiones espaciadas en el tiempo.